Luz y oscuridad dentro del alma PDF

Finalmente, el proyecto abierto GUTENBERG 3. Esta obra está bajo una licencia luz y oscuridad dentro del alma PDF Creative Commons.


Författare: Mauro Di Girolamo.

Catalogo della prima mostra personale a conclusione del prolifico periodo trascorso a Valencia, in Spagna, durante il quale l’allora giovanissimo artista ha prodotto più di un centinaio di tele di medio e grande formato. La mostra è stata curata da Miguel Guillem Romeu, Profesor en la Facultad de Bellas Artes de Valencia.

Hace algún tiempo, un buen amigo me remitió por email una reflexión profunda e interesante donde las haya acerca de lo que él denominaba “realidades paralelas” ó niveles. En su mensaje, este amigo me hablaba de la existencia de realidades paralelas o niveles en la vida del ser humano, realidades distintas a las que conocemos y que pueden alcanzarse en vida mediante técnicas de hipnosis, meditación, etc. En las tres interpretaciones el punto en común es obvio, la concepción cada vez más intuida por nuestra mente de ser nuestra realidad sólo una muestra de la realidad entera. El olfato es una percepción totalmente arbitraria de ciertas reacciones químicas producidas por los elementos en nuestras papilas al igual que el gusto. El oído aunque más espacial, también puede ser considerada arbitraria, ya que la interpretación de las frecuencias sonoras es mas cerebral que real y se refiere en un nivel más profundo al reconocimiento y asimilación del medio circundante. Por último el tacto, el cual a mi ver es el sentido más objetivo de todos los que poseemos. En el Yoga, la realidad está presente e invisible a nosotros pero no por cuestión de incompatibilidad de los sentidos, si no como una falencia en nuestra concepción mental de lo que percibimos.

El objetivo de esta disciplina es el de evolución y el del entendimiento correcto del medio en el que nos desarrollamos. Es llegar al libre albedrío o a una libertad de opción mucho mayor aumentando la sensibilidad. Sirve la matrix para lograr un poco más de aceptación acerca de este fenómeno de la realidad aparente, fenómeno intuible pero muy poco comprobable. Ahora bien dotemos a la hormiga de los sentidos de su especie y además del entendimiento y sentidos humanos. Su mensaje, como de costumbre, me invitó a reflexionar para intentar aportar mi opinión al respecto de estas realidades paralelas que él analizaba desde una perspectiva mucho más espiritual, por decirlo de algún modo, que la mía. Esto que les ofrezco a continuación es mi aportación a un tema que tal vez sea más complejo y profundo de lo que podemos llegar a imaginar. Stand-by: definición asimilada al estado de letargo de algunas máquinas que permanecen en un consumo mínimo a la espera de una señal de activación.

Antes de comenzar quiero puntualizar que todo lo que cuento aquí son conclusiones propias, fruto de mis experiencias personales y analizadas desde mis escasos conocimientos de neuropsicología y de un razonamiento basado mayormente en la introspección. No es eso lo qué intenta siempre el cerebro? O es sólo un vicio que padecemos los informáticos, el de comprender y esquematizar todo nuestro entorno? Ya que he comenzado denominando a las diferentes realidades como “distorsión perceptiva”, no podemos obviar que los alucinógenos han sido distorsionadores de la percepción o puentes entre lo que tú denominas distintas realidades o niveles, desde tiempos ancestrales y en prácticamente todas las culturas. Por ejemplo, en un intento de definir los efectos de éstas, algunos investigadores atribuyen al LSD, en alusión a sus niveles de distorsión perceptiva, que permite llegar a “oír colores y ver sonidos”. Igualmente, en un intento por definir sus efectos psicodélicos, su consumo es asimilado al viaje astral, de ahí la utilización del nombre “viaje” para definir de la forma más gráfica posible el efecto que esta droga causa en sus consumidores. Además, en asombrosa analogía con el chamanismo y el yoga, se contempla la figura del “guía” para los aprendices en su consumo.

En relación con esto que te comento acerca de los efectos distorsionadores de las drogas en la percepción de la realidad yo siempre he encontrado muy descriptivo un ejemplo que leí hace muchos años aplicado al caso comparativo de varios alucinógenos y de sus efectos. Se hallan tres personas a la entrada de una ciudad amurallada, es de noche y la puerta de acceso a la ciudad se encuentra cerrada. Propone a los otros entrar uno a uno por el ojo de la cerradura. Propone empujar la puerta con fuerza hasta echarla abajo. Lo que vemos en este supuesto ejemplo son tres realidades perceptivas diferentes pero paralelas, resultantes de la ingesta de alucinógenos que acaban arrastrando y confundiendo al centro de interpretación-control, al auténtico director de la orquesta de nuestros sentidos, el cerebro. Este caso muestra las distintas realidades de cada uno en función del tipo de alucinógeno consumido, una realidad provocada por la distorsión sensorial que estas sustancias producen en el cerebro interfiriendo en éste y por tanto en la realidad percibida o realidad resultante. Pero sin duda alguna, si algo me marcó con diferencia en este mundo de “realidades”, ello fue la experiencia propia que tuve hace unos 14 años.